Montgomery Blair High School's Online Student Newspaper
Wednesday, December 13, 2017 1:49 pm
Latest:
Febrero 18, 2010

Todo el mundo puede disfrutar: la diversión no pertenece a una cultura

por Rachel Mulbry, Escritora de la Página Hispana/Spanish Page Staff Writer
Mesas llenas de comida – desde pizza y lasaña hasta dulces y tortas de chocolate – se convierten en el centro de la fiesta. Los adultos, jóvenes y niños de diversos orígenes que rodean las mesas solo tienen una cosa en común. Todos los presentes esta noche, el 12 de diciembre, son parte de la comunidad de ESOL de Blair y están reunidos aquí para celebrar la Noche de los Padres de ESOL.

Este acto no es una casualidad, sino el resultado de muchas horas de planificación. La consejera de ESOL, Diana Blitz, ha sido el alma organizadora de esta celebración, cuya preparación empezó el año pasado. Blitz dijo “pensamos que teníamos que organizar una fiesta navideña de ESOL.” Ella fue la que envió un correo electrónico muy sincero a la Asociación de Padres, Profesores y Estudiantes (PTSA, según las siglas en inglés) solicitando apoyo económico, lo que ha sido de gran ayuda para recaudar varias donaciones de la Asociación de padres.

Estudiantes reciben una cena muy rica servida por otros Blazers. Andrew Kirwan
Estudiantes reciben una cena muy rica servida por otros Blazers.
Ese dinero se destinó a la compra de tarjetas regalo de 25 dólares. Luego, estas tarjetas fueron distribuidas a cada familia que participó en el evento. Diana Sayago, la coordinadora de los padres y la comunidad de ESOL, dijo que los $25 tuvieron aun más importancia este año debido a la situación económica. “Es un año duro.” ella opinó. Este dinero se puede usar para las compras de comida para Navidad o el Año Nuevo.

El PTSA no ha sido el único grupo que ayudó en la fiesta. Los miembros de la Sociedad Honoraria Nacional (NHS, según sus siglas en inglés) colaboraron trabajando en la decoración de la cafetería. El grupo Embajadores de Blair, por otro lado, se ocupó de la colecta de juguetes para dárselos a los niños durante la fiesta y dos profesores de ESOL fueron los encargados del entretenimiento. Por último, todavía quedaba pendiente lo que culturalmente es lo más esencial, la comida. Asunto que se resolvió con las donaciones de comida de los restaurantes Pizza Armand y Fajita Coast, y con la generosidad de los profesores que trajeron platos caseros y aportaron dinero para comprar dulces.

A pesar de toda la ayuda y apoyo de los mencionados anteriormente, Blitz y Sayago tuvieron sus dudas antes de la fiesta, especialmente en relación a la asistencia. Sin saber cuántas personas iban a asistir, Blitz no podía anticipar las necesidades. El cambio de fecha tampoco resultó fácil. Todo el esfuerzo podría ser en vano si nadie asistía, o si había escasez de comida.

Pero gracias a la ayuda y el ánimo de los estudiantes y sus padres, la fiesta fue todo un éxito. Las mesas estaban cubiertas con manteles rojos y serpentinas plateadas. El grupo de jazz de Blair tocó durante dos horas y después, de repente, se abrió el baile de forma espontánea, con todo tipo de canciones. Al sonar una canción de Aventura, un grupo dominicano de bachata, una pareja se puso de pie y se arrancó a bailar. Esto acabó con la timidez de la audiencia y, en tan solo unos minutos, todos los asistentes se unieron a ellos. La cafetería se transformó en una pista de baile, lo que fue una clara demostración del éxito de la fiesta. Luego de la bachata, el club de danza árabe presentó un show formidable, mostrando que ellas también sabían bailar.

Canciones en español, francés y amhárico demostraron la gran diversidad de la comunidad de ESOL de Blair. Para Blitz, la fiesta fue una buena oportunidad de reconocer esta diversidad. “Aquí celebramos cuan diferentes somos,” dijo ella.

Aunque las tarjetas de regalo sean necesarias para muchas familias, el sentido de comunidad tiene la misma importancia. La consejera Blitz enfatiza la importancia de que los estudiantes y las familias de ESOL sientan que pertenecen a una comunidad, que no están solos. Y añade que, “En Blair, las familias de ESOL nos importan y ellos también, como todo el mundo, deben sentirse parte de nuestra comunidad.” Acontecimientos como este envían un mensaje claro a los estudiantes. Y a la vez funciona como un mensaje de bienvenida a un país nuevo. Blitz concluye que una fiesta así invita y anima a que todo el mundo, sin importar el origen, se sienta imprescindible en la comunidad de Blair.



Share on Tumblr

Discuss this Article

Silver Chips Online invites you to share your thoughts about this article. Please use this forum to further discussion of the story topic and refrain from personal attacks and offensive language. SCO reserves the right to deny any comment. No comments that include hyperlinks will be posted. If you have a question for us, please include your email address or use this form.
 

No comments yet.
Jump to first comment