Silver Chips Online

Una Navidad, mil historias por compartir

Porque no importa de donde vengas, los sentimientos son los mismos

By Alan Marroquin, and Kelly Ventura,
December 16, 2010
Estados Unidos de América

En Estados Unidos, la celebración de la Navidad tiene una imagen muy comercializada y fotografiada en la mayoría de las revistas de todo el mundo. La imagen más importante que refleja la Navidad sin duda alguna sería el famoso gordito de piel blanca, vestido en rojo y de barba blanca que trae regalos a los niños y niñas bien portados: “Santa Claus” o Papá Noel.

La estudiante Sasha Kline comenta, “Recuerdo haber dejado galletitas con un vaso de leche sobre la mesa al lado del árbol cada año para que Papá Noel se las comiera.” Hanan Guzmán también nos comparte, “Usualmente Papá Noel entraba por las chimeneas, pero como en algunas casas no tienen chimeneas como la mía, entonces yo dejaba la ventana abierta para que tuviera por donde entrar y como magia, cuando me despertaba como a las 7 de la mañana, corría a la sala para abrir mis regalos.”

La decoración también toma importancia. Por lo general, muchas familias americanas compran árboles de pino, adornan sus casas con lucecitas brillantes, botas hechas de lana y varios ornamentos. Sasha Kline y Hanan Guzmán se reúnen con sus familias a decorar el árbol de Navidad como es costumbre. “En mi casa siempre adornamos el árbol con muchos bastoncitos de caramelo, y una estrella alumbrante en el tope,” nos dice Hanan. También hay hermosos detalles en muchas familias como la de Sasha donde la tradición es decorar el exterior de las casas. “Mientras mi mamá y yo adornamos el árbol, mi papá se encarga de adornar el patio con luces y venaditos iluminados. Pero como mi familia es católica, también armamos un pesebre en recuerdo de Jesucristo,” dice Sasha. Lo sabroso de la Navidad es lo último en lo que se piensa, “la comida.” “En la cena de Nochebuena en casa siempre hay mucha comida deliciosa como pescado, puré de papa, ensalada y mucho más que si continúo se me haría, ¡la boca agua!” comenta Hanan con una cara entusiasmada. En casa, Sasha comenta, “Toda la familia, se reúne en casa de mis abuelitos y allí tenemos un gran banquete. Es realmente un tiempo muy bonito para pasar en familia”. La época navideña en Estados Unidos es una temporada llena de comida riquísima, luces de colores hermosas, adornos decorativos, infinidad de regalos, y la gran alegría en los corazones que ni las mejores revistas nunca podrán capturar en todas sus publicaciones.

La Navidad de todos

Entrando en la temporada helada y dejando atrás el cambio de las hojas verdes a roja-naranja, se nota que la Navidad está a la vuelta de la esquina. Con la magia de colores, verdes, rojo encendidos y blancos incandescentes, nos despedimos del grandioso año que sin descansar lo dejamos atrás o mejor bien es él, quien nos deja. Llegamos a casa a reencontrarnos con nuestra familia y amigos para hablar y celebrar lo bueno y malo del año. La maravilla de la globalización, nos brinda el contacto con numerosas culturas y tradiciones de muchos países y no podría faltar para estas celebraciones la mezcla de culturas latinas.

Cada año miles y miles de personas de toda Europa, Asia, África y Latino América vienen a los Estados Unidos, a celebrar una de las fiestas más hermosas. Es tan celebrada que la amistad logra juntar a todos amigos de Camerún, Vietnam, Bolivia, México, El Salvador, Guatemala, etc. Es tan extraordinaria la unión que cada ser humano explora nuevos gustos culinarios que van desde tacos al pastor mexicanos, unas deliciosas pupusas salvadoreñas, un pique caliente boliviano o unos chuchitos con guacamole guatemaltecos. Las barreras del lenguaje se rompen al momento de compartir. Solo en los Estados Unidos se puede lograr la unión de diferentes idiomas al unísono. El inglés forma parte de esta unión de razas étnicas muy diferentes.

La Navidad existe hace miles de años y no está en el calendario para que sea ignorada, es un mes de compartir, olvidar los malos ratos, tener un momento de paz en la vida, agradecer a Dios que vives un poco más, o para formarte metas que seguirás el próximo año. Si aún no has tomado ninguna de estas iniciativas, eres libre de llevarlas a cabo y hacer de este mundo hermoso y agradable para vivir.

Latinoamérica y el Caribe

Yenifel Rosario Ramos comenta que la Navidad para los dominicanos significa el nacimiento del niño Jesús. Pero el cubano Alejandro Pérez dice que en su país la Navidad es celebrada como un gran carnaval en donde la familia y amigos se reúnen para celebrarla. Si nos vamos a Sur América la Navidad es parecida a los países del Caribe. El boliviano Alan Espinoza nos cuenta que la comida típica para Nochebuena es el ’’pique’’ (mezcla de diferentes carnes). Esa noche la celebraban jugando con juegos artificiales. También el brasileño Uri Leiva nos cuenta algo parecido, ya que en Brasil decoran todas las calles con luces de colores y cada casa tiene un arbolito de Navidad.

José Umanzor, estudiante de doceavo año, comenta que su familia se reúne todos los años para celebrar la Navidad. Como es de esperarse no puede faltar la comida típica de El Salvador que se degusta desde tamales de gallina, hasta la chicha (bebida caliente de varias frutas, también usada como aguardiente). José comenta, “Desde la mañana comienzan los preparativos para la fiesta porque toda la familia se reúne en mi casa para esperar las doce de la media noche.” Al dar las doce todos se dan el acogedor abrazo navideño. La alegría de todo niño se completa con la explosión de fuegos pirotécnicos. Esto logra un conjunto hermoso en el Departamento La Unión en el Cantón el Coyolito, de donde José es originario.

En el barrio el Gallito de la ciudad de Guatemala, se celebra en grande. La estudiante de undécimo grado Anlly Higueros agrega, “En Guatemala la Navidad la celebramos aún antes de que em-piece.” Las reconocidas posadas, convivíos (fiestas organizadas en trabajos) y la inauguración del árbol navideño Gallo, uno de los árboles navideños más grande de Centroamérica.

Durante la celebración todos esperan estrenar ropa nueva ya que solo se puede comprar una vez al año y son especiales debido a la Navidad. Las fiestas son muy diferentes porque es el único día donde las puertas están abiertas a todos, ya que todas las casas están de fiesta y todos son bienvenidos porque en cualquier casa hay bebida y comida para compartir.

http://silverchips.mbhs.edu/story/10556