Silver Chips Online

La vida de una activista antes de llegar a la Casa Blanca

Julie Chávez Rodríguez comparte más de su vida

By Gisell Ramirez, Online Spanish Editor
December 16, 2016
Julie Chávez Rodríguez trabaja en la Casa Blanca en donde es la Asistente especial del Presidente y del señor director Diputado de Compromiso Público. Aunque muchos no saben que ella es nieta del famoso activista César Chávez, quien luchó por los derechos de los trabajadores agrícolas, aún se sabe menos de quien ella es aparte de su trabajo en la Casa Blanca.
Courtesy of Pete Souza
Presidente Obama hablando con Julie Chávez Rodríguez y otra trabajadora, de izquierda a derecha.

Rodríguez nació en Delano, California, hija de padres organizadores sindicales. Aunque se creció con su padre, madre, hermana mayor y hermano menor, su padre viajaba mucho y la mayoría de veces se sentía como si su mamá fuera madre soltera. Ella dice, "mi mamá definitivamente nos cuidó y se aseguró de que tuviéramos todo lo que necesitábamos." Aparte de vivir con su familia inmediata, Rodríguez compartió mucha de sus niñez con sus primos, los cuales se volvieron sus mejores amigos y en quienes ella podía confiar.

Al compartir la mayor parte de su vida rodeada de su familia, la Navidad y la Pascua de Resurrección eran los días de festejo favoritos de ella, y cuenta, "esos eran los tiempos en que toda mi familia se reunía y comíamos tamales."

Hablando de comida, ¡Julie tiene un talento oculto! Le gusta cocinar y ha logrado recrear la salsa que su abuela hacía al igual que sus frijoles refritos y arroz. Sus platillos favoritos son las enchiladas y los chiles rellenos, al igual que los chilaquiles.
Courtesy of Julie Chavez Rodriguez
Julie y su abuela Helen Fabela Chávez.

Aunque el trabajo puede llegar a ser difícil, Rodríguez nunca se rinde y para desestresarse, le gusta salir a correr o hacer yoga. Algo que siempre le ayuda es estar cerca del agua, y aveces va a la isla Solomons aunque sea por una tarde a comer comida marina y tomar un momento para respirar profundamente.

Sus palabras para la juventud de hoy son, "encuentren maneras de involucrarse y empiezen a ser parte de asuntos que les interesen." Al final del día, la juventud Latina va incrementando con la autoridad de hacer un cambio. Hay que seguir adelante, y como dijo César Chávez, "Sí se puede."

http://silverchips.mbhs.edu/story/13426