Silver Chips Online

Blair compite en concurso de baile

La séptima competencia anual muestra la cultura y la herencia de latinos

By Meaghan Mallari, Online Managing Editor and Natasha Prados, Online Managing Editor
November 9, 2006
Desde que son pequeños, ellos bailan. Ya sea con sus familias o con sus amigos, siempre bailan. Así es la cultura dominicana, y así es como Braulio Salas, del duodécimo grado y el presidente del Club Hispano, creció. Durante cada fiesta y cada quinceañera, tomó lo que aprendió de su mamá y lo mejoró. Fueron estas experiencias en las que Salas reflexionó mientras subía por la escalera para reunirse con sus amigos, despues que terminó de bailar salsa con su compañera Rosa Figueroa, del onceavo grado, en la Séptima Competencia Anual del Baile Latino.

La competencia fue auspiciada por la escuela secundaria Watkins Mill, en la que Blair participó por segunda vez el 19 de octubre.
Meaghan Mallari
Braulio Salas y Rosa Figueroa terminan su baile de salsa con satisfacción.


Varias semanas antes de la competencia, los miembros del Club Hispano de Blair trabajaron incansablemente para practicar los bailes de merengue, bachata y salsa. Además de competir en estas categorías, participaron en las categorías de "parejas graduadas," "mejor presentación" y "Jack-n-Jill." Blair también fue representado en la categoría de "parejas de padres."

Las dos escuelas secundarias de Einstein y Watkins Mill ganaron en casi todas las categorías, dejando a Blair sin ningún premio.

Aunque Blair no ganó, Salas llegó como participante de las últimas dos parejas de "Jack-n-Jill," la categoría donde estudiantes de diferentes escuelas forman parejas al azar.

La categoría empieza con muchas parejas bailando, y uno por uno los jueces eliminan de la competencia a aquellos participantes que ellos consideran menos competitivos, hasta que solamente quedan dos parejas bailando. En ese momento, la audiencia escoge quien gana mediante los aplausos.

La cultura y la comunidad

La competencia reúne a la diversa comunidad latina y enseña diferentes aspectos típicos de la cultura hispana. "Es una buena manera para que la gente fuera de la cultura hispana aprecie y aprenda los diferentes bailes tradicionales," dice Hector Cruz, uno de los jueces.

Debido a la popularidad del programa y a los esfuerzos de los jóvenes, se ha logrado la formación de un programa el cual ha crecido enormemente, dice Vilma Nájera, la organizadora del evento.

También mencionó que a muchas personas que asistieron se les rechazó la entrada porque había demasiada gente en el teatro.

Tanto la audiencia como los participantes se divirtieron muchísimo. "Me alegra ver a los jóvenes expresándose," dice Leslie Cruz, una de las jueces. Nájera está de acuerdo. "Es un evento maravi-lloso que fortalece a los jóvenes," dice ella.

Los resultados de la competencia no fueron los que los Blazers esperaban. Pero fue una excelente experiencia para el grupo que representó a Blair y en el que también los estudiantes se divirtieron mucho.

Mirando al futuro

Aunque los participantes de Blair estaban decepcionados porque su trabajo no consiguió un premio, quedaron felices porque compitieron. "No importa si ganamos o perdimos, por lo menos tratamos," dice Figueroa.
Meaghan Mallari
Yenny Miranda presenta con orgullo y seguridad su baile en la categoría “mejor presentación.”


Ella cree que lo que es importante es representar el espíritu de la escuela. "Lo importante es tener orgullo de tu escuela," dice Figueroa. También, para Salas, bailar y competir es algo divertido de lo que uno no se cansa. "[Mientras] más lo haces, más te gusta," dice Salas.

El grupo ya está pensando en el próximo año. "Tenemos que levantar nuestras cabezas y continuar," dice Yenny Miranda del onceavo grado, quien bailó bachata.

Este año, el club se encontró con bastantes obstáculos, según Miranda. No supieron de la competencia hasta octubre, con solo unas semanas para prepararse. También, algunos de los que se comprometieron a competir, al último momento decidieron que no lo harían, y reemplazarlos fue casi imposible.

Miranda tiene mucha esperanza para la próxima competencia. Entre sus planes está el empezar a practicar durante el verano para estar más preparada. "No vamos a parar hasta que ganemos," dice Lisa Funes, una de las patrocinadoras del grupo, quien bailó en "parejas de padres."

A Salas le gusta la competencia; es algo que pertenece a sus raíces. "Es natural, no puedes pretender...Es una parte de mi cultura, está incrustado en mí...Puedes ignorarlo o abrazarlo," dijo él.

http://silverchips.mbhs.edu/story/6876