Silver Chips Online

América carece de libertad

La inmigración ilegal debe ser resuelta de otra manera

By Meaghan Mallari, Online Managing Editor and Natasha Prados, Online Managing Editor
March 9, 2007
Con las miles de personas que se reunieron alrededor de la capital protestando las leyes injustas y discriminatorias para los inmigrantes, uno hubiera creído que si una buena resolución no se hubiera alcanzado por lo menos se habría llegado a algún tipo de solución.

El gobierno de los EE.UU., en vez de tener un plan concreto, o al menos el comienzo de algo, tiene puntos de vistas políticos incompletos a los que le faltan continuidad y que no son lógicos. Aun peor, este conflicto está fuera del enfoque nacional en un momento en que debería existir una gran preocupacion.
Nic Lukehart
Dario Muralles, Ayudante Especial al Director Ejecutivo de CASA de Maryland, habló con los estudiantes sobre los derechos de los inmigrantes, el 1 de marzo después de escuela.


El año pasado, el gobierno había hecho arreglos para establecer el inglés como el lenguaje nacional, construir un muro separando Méjico y los EE.UU. y aprobar un programa para los trabajadores visitantes que parece un abuso legal a los trabajadores.

Más recientemente, el gobierno subió drásticamente todos los precios asociados con la inmigración. El costo de solicitar por una tarjeta de residente es en estos momentos de $905 en vez de los $325, y para convertirse en un ciudadano americano, el costo ha subido a $265, haciendo que el sueño americano ya no sea posible para muchos.

Esta filosofía política ha logrado una imagen nacional que no es aceptada y que en muchos casos es una muestra de prejucio. Con 500.000 inmigrantes ilegales viniendo cada año, según el Centro de Estudios de la Inmigración, no cabe duda de que la inmigración ilegal es un gran problema para este país. En vez de tratar a estos inmigrantes de una manera discriminatoria, los EE.UU. debería examinar las razones por las que vienen a este país.

La mayoría de los inmigrantes vienen aquí por las oportunidades económicas: solo quieren trabajar para mantener a sus familias. Muchos vienen de países destruidos por guerra, pobreza y corrupción gubernamental. Y cuando llegan aquí, ellos aceptan trabajo que la mayoría de los norteamericanos no quieren hacer. Con todo lo que han superado y todo lo que están haciendo para los EE.UU. en sus trabajos, todavía no son respetados como deberían ser.

Es verdad que algunos inmigrantes traen problemas como el del crimen organizado. Pero la mayoría de los inmigrantes son honestos y deben ser tratados y considerados como individuos, no como estereotipos. Muchos son ciudadanos modelos aun sin que se les dé la oportunidad.

Para resolver el problema de la inmigración ilegal, los EE.UU. no necesita poner todos sus esfuerzos en la construcción de muros y en el aumento de la seguridad, sino en usar otros recursos para mejorar las condiciones en los otros países. Debemos buscar las raíces del problema. Necesitamos trabajar juntos con otros países para establecer y fundar escuelas, mejorar la salud, crear trabajos y reducir la pobreza. Finalmente, dando ayuda a otros países es más humano y más económico que institucionalizar la discriminación en nuestro país.

http://silverchips.mbhs.edu/story/7308