Bailando hasta que aprendo


Feb. 20, 2004, midnight | By Jennifer Occean | 17 years, 3 months ago


Con sólo oír los ritmos, las letras de una canción y ver como se apasiona la gente, me vuelvo loca. Imagínate la presidenta del club hispano y sin poder bailar salsa. Voy a aprender, aunque me queden sólo dos dedos de los pies, porque de bailar yo no sé nada.
Desde el principio yo sabía que no iba a ser fácil, pero con la ayuda de un buen amigo creía que no iba a ser tan intenso el intento. Sabía que él no me iba a dejar como una idiota bailando, pero tampoco creía que el se iba a burlar de mí.
La razón por la cual yo quiero aprender a bailar salsa es porque este ritmo está acabando. Aunque soy dominicana yo también quiero bailar salsa. Antes, sólo se veía a los puertorriqueños o cubanos bailando salsa. Pero hoy en día hasta los americanos la bailan.
La salsa es una mezcla de los ritmos afro-cubanos con ritmos puertorriqueños. No puedo decir que viene de un sólo país. El nombre "salsa" nos llega durante el movimiento de hispanos hacia Nueva York durante los años cincuenta.
Llegó la hora de aprender, estoy lista, "vamos a hacerlo", digo con nerviosidad. Con anticipación le pido a Samuel Encarnación, del undécimo grado, que me enseñe como él baila. Èl pone la música y la mezcla de la música y su cuerpo es como magia. Es como si la música tiene control del cuerpo de Encarnación. Su cara tiene una expresión intensa.
Una vez que lo vi bailando dije ¡"Anda diantre"! Yo supe en ese instante que no iba poder hacerlo, pero tenía que dejar el miedo a un lado. Encarnación me levanta de la silla para bailar salsa. Él comenta que él aprendió a bailar mirando a la gente bailando en las fiestas cuando era niño, y que no es difícil. Después me dice que me va a enseñar de la manera más fácil y más popular.
Comenzamos con pasos básicos que para él son simples, pero para mí son un desastre. Iniciamos con un, dos, tres adelante y un, dos, tres para atrás. La música está tocando y me pongo nerviosa y no sé que hacer. Es como que no puedo mover los pies y en la forma que muevo los pies ¡le da risa a los que están alrededor! La gente me dice que lo puedo hacer y me calmo. En mi mente tengo una imagen de cómo bailarlo, pero tengo miedo y me da timidez, entonces no lo hago. Encarnación comienza otra vez y yo veo su frustración. Él me mira con una mirada que dice ¡cómo es posible que ella no pueda hacer esto! Al rato tengo los pasos y estoy bien por unos segundos, pero ya le estoy pisando los pies de nuevo. Ya siento el ritmo, no estoy tiesa, los pies sé me están moviendo, pero Encarnación trata de voltearme y casi me parto el pie y a él la cabeza. ¡Ay que vergüenza!
Ricardo Loaiza, maestro de salsa de Wepa Productions, explica que hay varios estilos de bailar salsa y muchos no son fáciles de bailar. Loaiza, con nueve años de experiencia, explica que muchos hispanos creen que pueden bailar. Pero la realidad es que, "La gente necesita comprender los ritmos de la música", según Loaiza .
Loaiza me dice que para bailar salsa una persona tiene que sentir la música. Después de la práctica con Encarnación fui a mi casa, puse un CD, y practico hasta que mis padres quieren tirar el CD por la ventana. Creo que sé bailar salsa un poco, pero no estoy segura. Le pregunto a Loaiza cuánto tiempo tarda una persona en aprender. "Depende de la seriedad de aprender que tenga la persona", me dice Loaiza. También él expresa que ha visto a diversas personas aprender en cuatro o cinco horas. Entonces, no me siento mal, me duelen los pies un poco pero no tanto como yo creía.



Tags: print

Jennifer Occean. Jennifer Occean is a youth philanthropist, teen voice HIV/AIDS awareness peer educator and a devoted executive board member to S.I.S.T.E.R.S. She as well is an active member in the Hispanic club, although of the few mentioned activities people wouldn't know her passion of science. Her … More »

Show comments


Comments

No comments.


Please ensure that all comments are mature and responsible; they will go through moderation.