De Paraguay, con amor


Nov. 30, 2007, midnight | By Kathie Arana-Mejia | 12 years, 10 months ago

Estudiante extranjero se ajusta a la vida en los Estados Unidos


Originalmente escrito por Kiera Zitelman, Escritora en línea 10/23/2007

Muchos jóvenes no pueden esperar el momento en el cual se escapan de sus padres. Gabriela Formento, una estudiante de tercer año en Blair, está a más de 4,500 millas de los suyos- pero no para escaparse de ellos.

Formento es una estudiante de intercambio de Paraguay, un país pequeño ubicado en el centro de Sudamérica. Ella vino a EEUU a estudiar. Este año, ella se hospeda con Sibyl Brown, estudiante del décimo grado y sus padres. Desde que llegó, Formento ha experimentado algunas diferencias culturales entre EEUU y Paraguay: ha asistido a juegos de béisbol y fútbol americano, ha aprendido sobre la guerra civil, ha conversado en ingles y ha disfrutado de cada reto que ha afrontado- aunque ella extraña su hogar.

Otra Vida

Formento nació y se crió en Asunción, la capital de Paraguay. "Es una ciudad grande, pero en comparación con las ciudades de los Estados Unidos es pequeña," dijo ella de su ciudad natal. La población de Asunción es un poco más de medio millón, de acuerdo con el Departamento del Estado de EEUU. En comparación, Washington, D.C. tiene poco menos de 600,000 habitantes.

Formento dice que en comparación a los Estados Unidos, Paraguay es un país socialmente conservativo. Después de haber observado las normas de vida en EEUU, lo que más le sorprende son las expectativas y el comportamiento social. "El comportamiento de las muchachas- aquí todo es mas liberal," dice ella.

Formento visita los Estados Unidos con otros 28 estudiantes de Paraguay. Ella vino a EEUU por medio del Área de Servicio Americano (AFS), una organización que manda estudiantes y voluntarios a países extranjeros con un propósito educativo o de mejora comunitaria. AFS le asignó la familia con que hoy se hospeda e hizo los arreglos de transporte y coordinación del viaje.

Aunque Formento está con sus compatriotas paraguayos, ella no puede evitar pensar en su familia en Paraguay. Ella ha dejado atrás a sus dos padres y un hermano menor, Daniel, de 14 años. "Hablo con ellos una vez a la semana," dice ella. Aunque extraña a su familia, Formento disfruta de su tiempo en EEUU.

Formento nota algunas actividades comunes entre Paraguay y los Estados Unidos. En casa ella juega voleibol, que ella también juega en Blair, y tenis. A ella también le gusta pasar tiempo con sus amigos. "Cuando estoy aburrida, salgo con mis amigos y ya," dice ella. "Vamos al centro comercial, vemos películas- siempre estoy con mis amigos."

Aunque es su primera vez en EEUU, Formento ha estado en varios otros países, incluyendo México y las Bahamas. A ella le agrada viajar alrededor de Sudamérica y espera ir a Australia o Egipto como estudiante de intercambio.

¡Al centro comercial!

Estudiante de segundo año en Blair, Sibyl Brown es la hermana de intercambio de Formento. Para enseñarle más sobre EEUU, la primera cosa que hizo Brown fue llevar a Formento al centro comercial. "Ella no había ido realmente a un centro comercial de EEUU," dice Brown. "También nos fuimos a arreglar las uñas."

Formento nota una gran diferencia entre los centros comerciales estadounidenses y los de Paraguay: su tamaño. "Es similar, pero en EEUU los centros comerciales son mucho mas grandes," ella dijo. "Sibyl me llevó a las tiendas donde la mayoría de los jóvenes van a comprar- Aeropostale, Hollister, y H & M."

Formento también comparte partes de la cultura paraguaya con Brown. "Le conté de los jóvenes y como se comportan," dice Formento. "Le mostré alguna música de Paraguay."

A Brown le gusta tener a Formento con ella. "Es divertido tenerla cerca," ella dice. "Ahora ella, es más como una amiga, pero para el final de su estancia, estaremos mas cerca." Otra manera en la cual las muchachas se acercan es a través del trabajo escolar. Aunque están tomando diferentes cursos en Blair, Formento a veces reconoce el trabajo de álgebra de Brown. "Soy buena en las matemáticas," afirma Formento.

Las muchachas también se relacionan por sus lenguas distintas. Mientras algunos estudiantes de intercambio tienen dificultad comunicándose con su familia de intercambio, Formento no. "Ella tiene una increíble capacidad para el ingles," dice Deidre Rye, madre de intercambio de Formento. "Eso es inusual en un estudiante de intercambio."

Pero mas allá de intercambiar historias y tratar de comunicarse en idiomas distintos, las muchachas han encontrado el perfecto rompe hielos en "el niño que vivió"; la serie de "Harry Potter" de J.K. Rowling ha ayudado a que Formento se relacione con Brown. "Le compramos el último libro hace unas semanas y no ha podido dejar de leerlo," dice Brown.

En Blair, a ella le gusta la psicología y el desarrollo humano- pero más que todo, la libertad de escoger sus propias clases. "En Paraguay, no puedes escoger tus clases. Aquí existe un distinto punto de vista," dice ella.

Intercambiando perspectivas

Theo Brown y Deidre Rye, los padres de intercambio de Formento, aprecian la oportunidad que programas de estudio en el extranjero les ofrece ambos al anfitrión como al estudiante involucrado. "Somos grandes creyentes en el estudio internacional," dice Brown.

Ambos padres apoyan programas de intercambio. "Nos encantaría si {Sibyl} quisiera ir a vivir en otro país," dice Brown. "El peor aspecto del estadounidense es que no sabemos mucho acerca de otros países."

Rye y Brown aprecian la presencia de Formento, considerándola como educadora. "Ella trae diferencias culturales que nosotros no compartimos ni hacemos aquí," dice Rye. "La vida de ella es muy diferente a la de nosotros."

Formento disfruta ser una estudiante de intercambio y educar a los estadounidenses acerca de su patria- el mismo valor que comparten sus padres de intercambio. "Nosotros podemos hacer amigos verdaderos con otras personas," dice ella.

¡No tú fútbol, Fútbol Americano!

Mientras Formento disfruta estar en EEUU, ella ocasionalmente se encuentra con algo desagradable-como los juegos de fútbol americano. "Ella piensa que el fútbol americano es un deporte muy violento," dice Rye. En cambio, Formento rápidamente se convirtió en una fanática de los Washington Nationals de béisbol. "Ella tiene buen juicio en gustarle el béisbol," nota Brown.

Aparte de nuevos deportes estadounidenses, la diversidad de Blair es otro ajuste para Formento, que asistía a un colegio católico privado en Asunción. "Blair es muy diferente para ella en términos de la diversidad de los niños," dice Brown.

Formento también reconoce este ajuste. "Es bastante diferente. A veces es más difícil," ella admite.

Con el Día de las brujas y el Día de acción de gracias al alcance, Formento experimentará algunas festividades únicas de EEUU. "Ellos no celebran el Día de las brujas en Paraguay," dice Brown. "Tampoco el Día de acción de gracias, obviamente."

Así que, en las semanas siguientes, Formento y su familia de intercambio estarán ideando trajes de disfraz, comiendo pavo y puré de papa y establecer un enlace entre las dos culturas tan distintas. "Anticipo poder disfrazarme," dice Formento con entusiasmo.




Kathie Arana-Mejia. More »

Show comments


Comments

No comments.


Please ensure that all comments are mature and responsible; they will go through moderation.