El director reduce el tiempo entre clase y clase y pone fin a la política de puertas cerradas con llave


Aug. 20, 2007, midnight | By Kathie Arana-Mejia | 13 years, 2 months ago

El Sr. Williams confia en la mejora de la calidad de enseñanza en Blair


Escrito por Lucas Alvarado-Farrar, Escritor en línea
20/08/2007

Con la esperanza de mejorar la relación entre estudiantes-maestros y de ampliar el tiempo de instrucción, el nuevo director de Montgomery Blair Darryl Williams limitó a seis minutos el tiempo entre clase y clase para en año escolar que comienza.

A su vez, Williams ha anunciado que el procedimiento de cerrar las puertas de las clases con llave ha terminado. Sin embargo, continuará con la vigilancia en los pasillos y permitirá que la política de cerrar las clases con llave se lleve a cabo a discreción de los maestros. "Confio en que los estudiantes lleguen a clase con puntualidad incluso con sólo seis minutos, y con suerte no tendremos que reinstaurar la política de puertas cerrada," señala Williams.

Debido al descenso de la población estudiantil en Blair, las clases portátiles han desaparecido y la consecuencia inmediata es la reducción del tiempo entre clase y clase. Williams comenta que, al reducir el tiempo de pase entre clase y clase, el tiempo de instrucción en clase se incrementará. "Lo que realmente todos esperamos es que se produzca una mejora evidente en la interacción entre el estudiante y el maestro," agregó Williams.

Pero la nueva iniciativa inquieta tanto a profesores como a estudiantes, preocupados por llegar a clase a tiempo en un edificio del tamaño de Blair. "Tratar de llegar del gimnasio a una clase del pasillo de los 340 con menos tiempo será ciertamente más difícil," comentó el profesor de Estudios Sociales Lansing Freeman. "Supongo que los estudiantes tendrán que limitar la socialización al almuerzo."

Muchos estudiantes también recuerdan la congestión del año pasado después de almuerzo 5A y 5B, y que es muy posible que ocurra de nuevo este año. "Incluso con ocho minutos, llegar a clase a tiempo podía resultar difícil, especialmente con los pasillos congestionados," explicó Greg Vogel, estudiante de tercer año. "Creo que los maestros no les va a gustar que los estudiantes no puedan llegar a clase a tiempo después del almuerzo."

Pero Williams insiste en que hay cosas más importantes de las que preocuparse que del hecho de tener que disminuir el tiempo de ocio y socialización en la escuela y cree que los padres y el profesorado serán de la misma opinión. "Tal vez haya preguntas al principio, pero sin duda se resolverán rápidamente. No creo que nadie vaya a quejarse por un incremento en el tiempo y la calidad de la enseñanza y por la optimización de la relación entre estudiantes y profesores," concluyó Williams.




Kathie Arana-Mejia. More »

Show comments


Comments

No comments.


Please ensure that all comments are mature and responsible; they will go through moderation.