La distancia no provee ningún alivio


April 3, 2008, midnight | By Alexandra Ralph Kathie Arana-Mejia | 12 years, 6 months ago

Para algunos Blazers, los desastres en el extranjero impactan su vida diaria


Originalmente escrito por Monica Wei, escritora en línea
2/29/2008

Se preguntaron vagamente cómo se miraría la sala sumergida en dos pies de agua, o si la casa estaría erguida después de todo. Pensaron brevemente de cómo se podría ver la cuidad cuando al fin regresaran- si seguiría erecta o reducida a escombros. Y después de una larga y duradera mirada para poder mantener la imagen de su hogar en la mente, se montaron en el autobús que los llevaría a un refugio seguro del huracán Noel. De esta manera, la familia extendida de la estudiante de segundo año Angela Nunez en la Republica Dominicana- sus abuelos, tíos, tías y primos- abandonaron el único hogar que habían conocido.

Para Blazers como Nunez, desastres trágicos alrededor del mundo, desde la confusión política en Pakistán hasta los huracanes abatiendo la Republica Dominicana, son más que imágenes de destrucción y dolor que no se quedan adentro de la pantalla del televisor. Forzados a depender de las medias de comunicación americanas para ver la cobertura limitada de desastres que sus familias enfrentan de primera mano, estudiantes con familias en regiones extranjeras de contienda y confusión tienen que aguantar el dolor y el peligro que aflige sus familias.

Según Dr. Anne Balboni, una psicóloga de la Fundación Internacional del Estrés de Incidentes de Crisis, para estos jóvenes, la situación puede causarlos mucha ansiedad y otras emociones que son difíciles de sobrellevar. "Hay una continua preocupación. El joven se pregunta si su familia se encuentra bien; si es así, ¿estarán a salvo mañana o puede suceder algo más? Hay una necesidad de preocuparse ya que [la situación] está constantemente allí," dice ella.

Mejor a salvo que con pena

Photo: Gráfico por Xin Shan.


Mohsin Ghazali, del duodécimo grado, que viene de Pakistán y tiene familia en Karachi, la capital, tiene que tratar con la impredecible pero siempre presente amenaza de una contienda política. "Un momento todo está bien y en otro podría ser totalmente diferente," dice Ghazali. Dado los riesgos en el involucro político en Pakistán, la familia de Ghazali que vive en Pakistán - su madre, sus abuelos y varios tíos, tías y primos - ha permanecido políticamente neutral por muchos años. "Desde el principio, involucrarse [en lo político] es simplemente tentar a la suerte," dice el.

Para la familia de Nunez, el peligro no estaba constantemente a sus espaldas. A la iniciación del huracán Noel en los últimos días de octubre del 2007, el Centro Nacional Meteorólogo de la Republica Dominicana emitió una advertencia de inundaciones y corrimiento de tierras para muchas áreas del país, especialmente en las regiones costeras, incluyendo a San Cristóbal, donde la familia de Nunez reside. A pesar de la advertencia, el avance del huracán sorprendió a la familia de Nunez. "[La Republica Dominicana] es un lugar trópico, pero huracanes no han ocurrido desde hace mucho," dice Nunez.

La violencia en Pakistán después del asesinato del previo primer ministro de la nación Benazir Bhutto el 27 de diciembre no les sorprendió a los Ghazali, ya que el país ha estado por un tiempo en estado de contienda. A causa de su anticipación y precaución, la familia Ghazali permanece a salvo, mientras el asesinato de Bhutto desató agresión y sometió la violencia y el desorden a Pakistan. La muerte de Bhutto ocurrió sólo dos semanas después de que el presidente Perez Musharraf terminara su mando impuesto de emergencia, cuando tensiones en Karachi habían empezado a mejorar.

El reinado de emergencia de Mushrraf, que el promulgó el 3 de noviembre para recuperar el poder que empezaba a perder a la Corte Suprema de Pakistán, provocó reacciones apasionadas de muchos ciudadanos de Karachi, causando docenas de protestas y disturbios que se convirtieron en violencia en las calles de Pakistán. "[Protestantes] quemaron llantas en las carreteras y hubieron huelgas, donde no había negocios en ese día," Ghazali dice, hablando de las condiciones que le describió su madre por teléfono. A través de la violencia que surgió después de ambos la declaración de Musharraf y la muerte de Bhutto, la familia de Ghazali en Pakistán se quedaban en casa cuando fuera posible para evadir la furia desenfrenada en Karachi, saliendo sólamente cuando fuera necesario.

En la Republica Dominicana, las medidas de seguridad no eran simplemente cerrar la puerta principal. Después de emitir el aviso de inundación, la familia entera de Nunez tuvo que evacuarse – con reacio empacaron sus posesiones preciosas, recuerdos y joyas de la familia. Con cada persona encargada de las posesiones suyas que cupieron en una valija, la familia abordó un ómnibus que les llevó a un albergue a 2 horas de su pueblo. "No querían salir porque sabían que cuando regresaran, la casa estaría destruida," dice Nunez.

Las secuelas

Ambas familias de Nunez y Ghazali encontraron refugio y esperaban el fin de la destrucción y confusión que azotó sus países. La familia de Nunez tomó refugio en el albergue con sus amigos y sus vecinos mientras Noel bramaba y pasaba por la isla, matando a por lo menos 89 personas, dejando a 42 extraviados durante la inundación y causando millones de dólares en daños, de acuerdo a Reuters.

Pero después que los turbulentos vientos de Noel amainaran, los efectos del huracán resultaron ser asombrosos. La inmensidad de la destrucción sorprendió a la familia de Nunez, a pesar del aviso. "Nunca pensamos que ocurriera," dice ella. La Republica Dominicana estaba completamente inundada, causando apagones masivos de la electricidad, dañando a campos de cosechas y desplazando a miles de personas. Aunque el huracán pasó ligeramente por la región, aún hoy muchas personas permanecen en refugios superpoblados.

Al final de haber esperado que se calmara la ira y vehemencia por la asesinación de Bhutto, Ghazali y su familia se sintió pesadumbre por la muerte de la ex-ministra y desilusión en las condiciones de Pakistan. "La asesinación de nuestra ministra anterior que tomó lugar en el medio de nuestra país fue una peca," dice Ghazali. "Los ciudadanos están matando a sus paisanos, sólo por la política."

Ghazali dice que las condiciones se mejoraron muy pronto al cabo de dos semanas después de la asesinación. "Se está regresando a lo normal," el dice. Algunas personas continúan a amotinarse violentamente, pero por la mayor parte el país es más tranquilo y Pakistan parece estar regresando a un estado de paz.

Para los habitantes de la Republica Dominicana, el huracán Noel ya ha pasado y la calma ha retornado, pero sólo están al principio del trabajo de reconstrucción. Aunque la familia Nunez todavía le falta regresar al sitio donde quedaba su casa, saben que tienen que reconstruirla antes de poder regresar a sus vidas regulares. "Ahora sólo rezan que la casa no fuese destruida totalmente para que no tengan que partir de cero," dice Nunez. A pesar de haber visto los reportajes noticieros, ella dice no poder aún imaginar los cambios y la destrucción, y sabe que la Republica Dominicana nunca será como el país de sus recuerdos.

Según lo que le contó su familia, Nunez dice que la gente dominicana tiene mucha esperanza. Se puede reconstruir las casas, pavimentar las calles de nuevo y crear nuevos recuerdos. "La gente está feliz; no va a darse por vencida," ella dice.

Mirando desde lejos

Con las llamadas frecuentes de su familia desde el albergue para darse una actualización de sus vidas, Nunez miró las emisiones estadounidenses para escuchar noticias del huracán Noel en la Republica Dominicana. Pero se quedó sorprendida cuando las medias de comunicación de Estados Unidos omitieron todas noticias del huracán. "La mayor parte del país fue afectado; no era pequeña. Debería de ser reportado," ella dice.

La única cobertura del huracán que Nunez vio salió por el canal hispano, y la falta de atención al asunto molestó y enojó a Nunez. "No hubo nada que trató de la destrucción un la reconstrucción actual. Fue como los Estados Unidos no se importaba de lo que estaba ocurriendo fuera del país," comenta ella.

Ghazali encontró la misma falta de atención por las medias de comunicación estadounidense. La atmosfera Pakistaní después de la asesinación de Bhutto era tensa y la violencia estaba propagada – pero no al extremo mostrado por las emisiones estadounidenses, el dice. Tres días después de la asesinación, muchos de los ciudadanos tenían demasiado miedo y pararon con la violencia, según Ghazali. "El informativo sólo mostró partes, no toda la historia."

Según Balboni, la dependencia en la representación de las noticias de desastres puede causar estrés adicional y emociones fuertes. "El informativo da reportajes contradictorios a menudo. La falta de información correcta cuando ocurra algo como un terremoto puede resultar en gran confusión y angustia," ella dice, citando al número de víctimas mortales como ejemplo.

En el caso de Pakistan, las medias de comunicación decidieron enfocarse en los que reaccionaron de manera exagerada, proyectando uno sombra oscura y violenta sobre Pakistan. "Mayormente mostraron los extremistas," dice Ghazali. La cobertura selectiva de Pakistan da sesgo a la representación de Pakistan. Hay un lado completamente opuesto de Pakistan – los que no reaccionaron tan exageradamente – que fue ignorado."

La contienda de Pakistan se extendió por miles de millas hasta alcanzar a Ghazali, causándole pena inmensa. Para Nunez, la Republica Dominicana que fue ignorado por las medias de comunicación estadounidenses fue más que una tragedia de muertes. "Fue mi familia," ella dice. "Todas estaban felices, y temíamos que no pudieran encontrar esa felicidad otra vez."




Alexandra Ralph. Alex Ralph es mitad paraguaya, mitad gringa (jaja) y está en su cuarto año en Blair. A ella le encanta jugar frisbee y vivir en el momento. Este año escolar su meta es que más hispanohablantes se enteren de la existencia de la Página y … More »

Kathie Arana-Mejia. More »

Show comments


Comments

No comments.


Please ensure that all comments are mature and responsible; they will go through moderation.