Lo que significa ser inmigrante en este país


Nov. 30, 2007, midnight | By Kathie Arana-Mejia | 12 years, 10 months ago

Venir de México y otros países centroamericanos no es nada fácil


¿Sabes de los extraterrestres que ves en las películas viejas? ¿Los que eran vistos como invasores, temidos por los demás? ¿Que por lo tanto nunca eran aceptados y entonces solo les quedaba marcharse? Pues hoy en día nosotros los hispanos parecemos ser los invasores, aquellos extraterrestres que nadie quiere por aquí, nosotros que tomamos todo (el empleo, los hogares, el estilo de vida) y a los gringos no les agrada. Vivimos en un país donde ser de sangre latina ya no trae consigo más diversidad al país. En vez, la presencia de nuestra raza se ha vuelto en la causa de las tragedias estadounidenses, según ellos. Nuestra mutua intolerancia con el prójimo se hace cada día más pronunciada y en vez de buscar un campo medio en el cual todos podremos restablecer la paz, nos ensañamos uno al otro.

Muchas cosas han contribuido a esta batalla interminable. La situación política después de los ataques de 11 de septiembre del 2001 marcó una persecución poco lógica hacia el inmigrante hispano en el país. La guerra contra el terrorismo dio paso a la guerra anti-inmigrante. Estos sentimientos poco agradables se revelan con los temas políticos en discusión a las próximas elecciones presidenciales del 2008. Aparte de la guerra en Irak, el tema de mayor discusión entre republicanos y demócratas es la inmigración ilegal. Una de las preguntas que la población hispana sigue haciendo es sí los candidatos considerarían renovar la propuesta con respecto a la reforma migratoria. La respuesta parece simple pero realmente pensar así delata la falta de entendimiento del tema. El tema es mucho más complicado.

La línea de afiliación por los intereses hispanos entre los dos partidos es también borrosa- los demócratas, ni los republicanos logran salir sin salir libres de culpa. Ambos lados han votado a favor de la muralla que ahora se esta construyendo en la frontera mexicana, pero con las elecciones se ha vuelto abrir la caja de Pandora y la pregunta a la cual nadie pueda responder es ¿por qué solo construir una muralla en la frontera con México si queremos proteger a la nación aún mas? ¿Por que no también construir una muralla en la frontera con Canadá? Esta pregunta muestra que no es solo un problema con la inmigración ilegal. Es un problema que los Estados Unidos tiene con la gente latina.

Mientras la comunidad hispana sufre redadas y enfrenta problemas con la barrera del idioma entre otras cosas, hay quienes también ponen en perspectiva otros aspectos de nuestra comunidad. Había un artículo del New York Times que celebraba la mejora de Nicaragua como nación independiente y con rumbo a la prosperidad. No puedo expresar lo orgullosa que me sentí de que una publicación estadounidense de prestigio haya reconocido a mi patria u otra nación por sus logros, pero ese no es el punto. Es cierto que las publicaciones estadounidenses han avanzado grandemente en tomar nota de otras naciones pero no pasa de allí. Celebran de lejos las cualidades de países latinoamericanos cuando dentro del país es evidente que no nos quieren.

Los hispanos quieren las mismas oportunidades que el europeo, el asiático y el africano, y esas son: un mejor sistema de educación, mejores empleos, y protección de derechos civiles, todas ofrecidas por los Estados Unidos. Pero este país ha creado un proceso demasiado difícil para el que quiere inmigrar. Más allá de esto, la política de los EEUU parece tener favorecer naciones que hacen algo para beneficiar la economía de EEUU. Los EEUU se quejan de que los inmigrantes latinos les roben los empleos, pero el trabajo que hace el inmigrante suele ser el trabajo tan indeseable que ni el estadounidense lo haría. Nosotros somos tan trabajadores e influyentes de mente como cualquier otro si sólo se nos da la oportunidad.

Así que no nos fijemos en las cosas malas de los inmigrantes y no de los demás. Si de verdad queremos ser imparciales miremos las faltas de todos o por lo menos, no ignoremos la cosas positivas resaltando solo las negativas. En vez de posponer la discusión y la resolución de este asunto extremadamente complejo, propongamos que el congreso al menos haga un segundo esfuerzo para encontrar una solución comprensiva.




Kathie Arana-Mejia. More »

Show comments


Comments

No comments.


Please ensure that all comments are mature and responsible; they will go through moderation.