Primer Debate Democrático en Español sale por Univision


Sept. 28, 2007, midnight | By Mary Rodas Kathie Arana-Mejia | 13 years ago

Los demócratas se muestran interesados en los temas de la comunidad hispana y su voto en las próximas elecciones


Esta información no es reportaje original. Fue compilada de Univision.com y International Herald Tribune/Associated Press.

Se transmitió el primer debate de candidatos presidenciales en español en los Estados Unidos por Univision el 9 de septiembre del 2007 desde en el Bank United Arena de la Universidad de Miami en Coral Gabels. Los candidatos demócratas respondieron a preguntas sobre asuntos que afectan a la comunidad hispana. La meta en hacer las preguntas en español y en traducir las respuestas al español fue motivar a los televidentes y la audiencia a participar en las próximas elecciones presidenciales del 2008.

En el debate participaron siete de los ocho candidatos demócratas a la presidencia. Los candidatos asistentes fueron: Hillary Clinton, Christopher Dodd, John Edwards, Mike Gravel, Dennis Kucinich, Barack Obama, y Bill Richardson. El tema principal en la discusión del partido demócrata fue el de reiniciar la reforma migratoria y reducir la persecución de los individuos que residen en el país ilegalmente. Otros temas de interés para la comunidad hispana fueron mejorar el sistema educativo, mejorar el sistema de salud y restablecer las políticas de empleo y vivienda. Los candidatos también discutieron sus intenciones con respecto a la política exterior del país como contener la guerra en Irak, regresar las tropas a casa, y trabajar en una transición democrática para el gobierno de Cuba.

El debate se transmitió en horario estelar en la televisión, radio e Internet de la cadena Univision. El debate alcanzó a unos 2.2 millones de televidentes, según los reportes preliminares. Pero además de los números, lo más importante del debate era que el Partido Democrático mostró a la comunidad latina que los candidatos demócratas les importaran de ellos. El debate les ofreció a los candidatos la oportunidad de identificarse al partido como pro-inmigrante con la esperanza de ganar los votos de la población hispano parlante.

Todos los candidatos estuvieron de acuerdo en ponerle fin a la guerra en Irak de manera organizada por la cual los iraquís podrían reconstruir el país, obtener paz y funcionar como país autonómica. El congresista Kucinich, autoproclamado "candidato de la paz" por ser uno de los principales oponentes a la guerra en Irak, arremetió el presidente Bush y su administración. Mientras tanto, Edwards, que compitió por la vicepresidencia en las elecciones del 2004, expresó su deseo de retirar las tropas y su preocupación con respecto al general Petraeus y su venta de documentos que tratan de las relaciones públicas de la administración de Bush. Dodd también expresó su deseo de traer de vuelta a las tropas y que la inversión se hiciera mejor en Afganistán para minimizar el surgimiento terrorista. Richardson difirió con la política exterior de Bush y exigió el retiro total de las tropas antes del fin del año.

En cuanto a los otros temas centrales del foro, como la cuestión migratoria y la redada y deportación de miles de hispanos, cada candidato mostró un gran interés en resolver estos asuntos dentro del primer año de su mandato si se les eligiera presidente en las próximas elecciones. Obama, Dodd y Clinton se mostraron consecuentes con su postura a favor de la construcción de una muralla en la frontera entre los Estados Unidos y México y no en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, en el nombre de la seguridad nacional. Gravel y Kucinich hallaron la medida anti-humana y el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson observó que no importara cual fuera el obstáculo—los inmigrantes hallarían la forma de superarlo. Richardson dijo que si se levantara una muralla de doce pies, "Habría escaleras de 13 pies." En cuanto a la redada y deportación de inmigrantes, Clinton enfatizó no sólo retomar los asuntos sino también reunificar familias inmigrantes que hayan sido perjudicadas en el proceso. El más preciso fue Kucinich que señaló que el cancelaría el Tratado de Libre Comercio con México ya que aumenta el desempleo en México y toda Centroamérica.

La política con Cuba y Latinoamérica también fueron temas de importancia en el foro. La tendencia izquierdista de la región fue motivo de preocupación. Dodd, veterano del Capitolio y senador actual de Connecticut, dijo que, "No se puede seguir perdiendo la guerra de relaciones públicas con Hugo Chávez," y lo "necesario [es] mantener relaciones abiertas con todos los países, en vez de buscar enemigos." Además, el candidato Richardson de origen mexicano a su vez se mostró favorable a levantar el embargo con Cuba siempre cuando los presos políticos sean liberados. Gravel, por su parte, subrayó una política de "brazos abiertos" con Latinoamérica de la cual dice que hemos desamparado.

Los siete participantes reconocieron que en general muchas personas encuentran una retórica anti-hispana en el debate sobre la inmigración ilegal y se comprometieron combatir esta. Al finalizar el programa, el conductor Jorge Ramos y la conductora Maria Elena Salinas volvieron a renovar su oferta a los candidatos republicanos de participar en un foro similar. La falta de participación de los candidatos republicanos se percibió por la comunidad hispana como un rechazo, aun cuando los nominados deciden participar en uno antes de las elecciones generales.

Se encuentra más información de los candidatos demócratas y las elecciones de 2008 aquí.




Mary Rodas. More »

Kathie Arana-Mejia. More »

Show comments


Comments

No comments.


Please ensure that all comments are mature and responsible; they will go through moderation.