¿Qué tiene que ver el eterno retorno con Evangelion?


March 29, 2022, 11:12 a.m. | By Jose Chaguaj | 8 months ago

Hideaki Anno y el eterno retorno


Hace unos días me encontraba viendo una película la cual un amigo me había recomendado días antes, ya que me encontraba preguntando recomendaciones para poder ver algo y perder un poco de mi tiempo. Este amigo me recomendó ver Evangelion, yo algo indeciso, decidí ver las últimas dos películas ya que para ese entonces no había visto nada relacionado con la historia de esta misma. Y yo algo iluso pensé que esta simplemente se iba a tratar de una película de robots, hasta que de la nada se empezó a hablar sobre Kierkegaard (un filósofo considerado el padre del existencialismo), de la naturaleza del ser y de un tema que realmente me llamó la atención, un tema que resaltaba mucho en esta película: el eterno retorno. Esto se explora en casi toda la película pero no es hasta el final que realmente se hace notar mucho más.

En una escena antes del final de la esta película, Evangelion: 3.0 You Can (Not) Redo, Kaworu (la representación de Dios en la historia de Evangelion) le revela la verdad de la vida a Shinji (el personaje principal).

“Incluso después de que un alma se ha ido, sus deseos y maldiciones aún se aferran a este mundo. Se adaptará a la información del mundo y la transformará con el tiempo, reescribimos la naturaleza misma de quienes somos”, explica Kaworu.

En ese momento Shinji no logra entender lo que él le está diciendo, pero si yo me pusiera en su lugar, no le culparía, porque a mí me pasó lo mismo al escuchar ese comentario. No entendí su significado porque en realidad ¿qué entendemos nosotros sobre esto?

Pues la verdad, yo no sé. 

Ya que no todos podemos ver y entender la realidad de la misma manera, y tampoco podemos cambiar nuestra percepción de la realidad con la de otra persona y entender los mismos conceptos como lo hace esa persona. Sin embargo, eso no cambia el hecho de que yo te pueda contar sobre lo que yo entiendo con respecto a lo que dice Kaworu, pero mi interpretación no tiene que ser igual a la tuya. Y eso está bien porque no todos podemos pensar igual. Lo que yo entiendo es que el mundo que dejamos ayer es distinto al que tenemos hoy y por eso el mundo de hoy va a ser distinto al de mañana y así va a ser siempre. Las ideas de las personas que estuvieron y están con nosotros, estas ideas van a seguir construyendo un mundo que podría ser mejor o peor.

Y como ya lo decía Mark Twain, “La historia no se repite, pero rima”; a lo largo de nuestra existencia hemos y seguiremos caminando hacia el futuro, sin embargo no sabemos qué tan distinto será del mundo que tenemos ahora. Y así como lo hace Shinji, nosotros, la humanidad, huimos del dolor, escapamos de la realidad y seguimos cometiendo los mismos errores una y otra vez. 

El pobre Shinji, durante toda la película, sin importar la perspectiva que uno emplea, se nos hace creer que él es el héroe, el salvador de la humanidad. Le ponemos tantas expectativas encima pero él era solo un niño. Un niño que vio pasar y morir a Dios (Kaworu), testigo del verdadero salvador de la humanidad, lo amó y lo perdió, una y otra vez en un ciclo eterno porque Shinji no termina de aprender la lección de que él es el único que tiene control de su vida y el único con la voluntad para cambiarla

Y es por esa misma razón que Shinji no acaba cambiando su situación, porque no quiere hacerlo y así su realidad se repite una y otra vez. Él tiene que aprender que Kaworu debe morir para que él pueda vivir, de lo fácil que es destruir y lo difícil que es reconstruir, de que la vida es una transformación constante que requiere de su esfuerzo consciente para poder cambiar su realidad.  

Las cosas no pueden cambiar a menos que Shinji decida lo contrario. Sin embargo, el problema es que Shinji no tiene la voluntad que se necesita para cambiar las cosas. Shinji decide seguir huyendo del dolor, decide seguir huyendo de su realidad y con eso él sigue reiniciando su realidad. Y esto nos hace pensar de que quizá algún día Shinji termine aprendiendo su lección, o quizá ni siquiera pueda, no sé. Lo único que se sabe con certeza es que él está destinado a hacer que su vida se convierta en un bucle interminable con los mismos resultados.

¿Cómo se hace frente a una existencia sin principio ni final? ¿Qué hacemos si todo momento es eterno? Bueno Nietzsche (un filósofo) cuenta una historia que es similar: 

“¿Qué tal si algún dia o noche un demonio se infiltrara detrás de ti, y en tu soledad más solitaria te dijera: 'Esta vida, como la vives ahora y la has vivido, tendrás que vivirla una vez más e innumerables veces más; no habrá en ella nada nuevo:

Cada dolor y cada alegría y cada pensamiento y suspiro, todo lo indecible pequeño o grande en tu vida tendrá que regresar a ti; todo en la misma sucesión y secuencia, incluso esta araña y esta luz de luna entre dos árboles e incluso este momento y yo mismo. El eterno reloj de arena de la existencia se voltea una y otra vez. Y tú con él, mota de polvo. 

¿No te arrojarías y rechinarías los dientes y maldecirías al mismo demonio que hablo así? ¿O cuán bien dispuesto tendrías que estar contigo mismo y con la vida para anhelar nada más fervientemente que esta última confirmación y sello eterno?”

¿Qué tal si la vida se repite por siempre? ¿Cómo tendrías que vivir para tomar esta noticia, para que no te destruyera? ¿Cómo podrías responder a ello? 

A lo mínimo, con esperanza. ¿Qué más nos queda saliendo de un pasado terrible y de cara con un futuro incierto, si no mirar al frente y ver que hay luz en el horizonte?

Riesgos, miedos y peligros, sí, como siempre, porque cuando vienes de un pasado tan oscuro, cualquier futuro luce brillante.

Y así nos dejó Hideaki Anno (el creador de la serie) durante diez años, con esta obra maestra del nihilismo (Para Nietzsche, el nihilismo es ese proceso de desvalorización de valores considerados como supremos: “Un nihilista es alguien que prefiere creer en la nada a no creer en nada” - Nietzsche). Hideaki nos deja con este cruel ejemplo del eterno retorno y este llamado a la esperanza frente a la tragedia, pero como dijo Da Vinci “Una obra de arte nunca se termina, solo se abandona”.



Last updated: March 29, 2022, 11:15 a.m.


Tags: Blog

Jose Chaguaj. Escritor. More »

Show comments


Comments

No comments.


Please ensure that all comments are mature and responsible; they will go through moderation.