Rumbo a las elecciones presidenciales 2008


May 2, 2008, midnight | By Kathie Arana-Mejia | 12 years, 5 months ago

Los candidatos trabajan para ganarse a la población y la nominación de su partido


Este no es un reportaje original. Esta información ha sido compilada de The Washington Times, The New York Times, The Wall Street Journal, Time Magazine y Univision. La Página Hispana de Silver Chips ofrece este resumen noticiero al lector como foro de discusión.

Con campañas que han intensificado a través del transcurso del año, la efectividad de los candidatos de adquirir votos es vital en las elecciones culminantes el próximo noviembre. Este año, la antipatía hacia los inmigrantes ilegales dentro del país ha incrementado notablemente, la economía ha entrado en crisis, el futuro de la asistencia médica se cuestiona y la guerra en Irak continua sin un fin visible; estos temas han sido prioritarios para los candidatos, cuyo trabajo es convencer a la nación de que su programa es el mejor para lograr esos cambios que beneficiarán a todos los ciudadanos.

Photo: Barack Obama y Hillary Clinton batallan por la nominación oficial del partido demócrata y para poder representar el partido en las elecciones a la presidencia en noviembre. Foto cortesía de Associated Press.


Pero la cobertura de la carrera no sólo se ha enfocado en cuál de los múltiples candidatos es el más elegible para las elecciones de este año, sino en las tácticas que usan para ganarse los votos del los varios sectores del pueblo. La participación de la comunidad hispana en las elecciones primarias fue un objetivo central para los candidatos, especialmente para Clinton, y continuará siendo de gran importancia para las elecciones generales.

Ahora que los republicanos nombraron al candidato John McCain como el candidato del partido, los demócratas comienzan a sentir la presión de elegir Obama o Clinton, que siempre han ido muy empatados en esta carrera política. Por otra parte, según especulan los analistas políticos, esta división podría causar una confluencia del favor de los delegados para cada candidato.

Clinton y su lucha por mantenerse en la competencia

Una de los dos posibles candidatos a la presidencia en el partido democrático, Hillary Clinton tiene bastante experiencia dentro del sistema político americano. Entre sus numerosos logros, Hillary se destaca por ser la primera mujer senadora de Nueva York y además la más joven en su historia.

Hasta ahora, Barack lleva una ventaja de un poco más de 100 delegados, aunque Clinton ha podido recuperarse con victorias en Ohio, Pennsylvania y otros estados. Clinton busca la manera de revalidar los votos que ganó en las primarias de Michigan y Florida, dado que estas primarias tomaron lugar antes de la fecha estipulada por el partido demócrata. Esto podría ser vital para que Clinton disminuyera la ventaja de Obama en el recuento de votos.

Photo: Hillary Clinton en una reunión para ganar el favor de votantes jóvenes. Foto cortesía de Hillary Clinton for President - www.hillaryclinton.com


La senadora de Nueva York, que al principio de la carrera presidencial era una de las favoritas entre los superdelegados—delegados sin afiliación previa que pueden votar a favor de cualquier candidato—ahora ha perdido el favor de los superdelegados, que muchos favorecen a Obama. Se estima que ella lleva una ventaja mínima de 238 a 199 en superdelegados a su favor, un número inferior al que anteriormente tenía.

Ciertas decisiones que Clinton ha tomado en cuestiones migratorias y con respecto a la guerra han disminuido el apoyo inicial de los delegados y la opinión publica. Durante octubre del 2002, Clinton estuvo a favor de que el Presidente George W. Bush usara fuerza militar contra el gobierno de Saddam Hussein, que supuestamente poseía armas de destrucción masiva. La opinión a favor de la guerra ha decrecido considerablemente desde entonces y la postura de Clinton se acercó a la de la opinión popular; así lo afirmó en una entrevista con Jorge Ramos, diciendo que "Una solución militar no existe."

De los dos candidatos, Clinton dice ser la más preparada para encontrar una solución que finalice la intervención americana en Irak y retirar las tropas americanas de Irak. Los más críticos, como Condoleezza Rice, dicen que ninguno de los dos candidatos demócratas está preparado para manejar una situación tan crítica como la guerra porque ellos no han tenido experiencia más que como legisladores. Ninguno de los dos tiene la credibilidad para alegar mas experiencia que el otro porque no están en la carrera como candidatos a la reelección que ya han tratado temas de esta magnitud.

Clinton también estuvo a favor de la construcción de una muralla en la frontera con México en el 2006. Ahora la candidata dice estar dispuesta a discutir una reforma migratoria que incluya reforzar la seguridad fronteriza y promover una emigración legal, ordenada y segura.

La candidata también considera que se les deben otorgar beneficios a los inmigrantes ilegales que hayan trabajado duro y acatado las leyes de la nación. Como ella dice, "Somos conscientes de que nuestro sistema migratorio no funciona, de las graves consecuencias que acarrea a mucha gente y el congreso tiene que saber que es un asunto prioritario."

En cuanto a la economía, ella promete incrementar el salario mínimo, traer cambios al presupuesto federal para minimizar las deudas que ahora se proyectan a futuras generaciones, proteger el ahorro y las pensiones, y proveer seguridad en la jubilación. Otros temas de importancia en su campaña son fortalecer la clase media, luchar para que todos los estadounidenses tengan seguro médico, mejorar la calidad de educación y salud de los niños, y cumplir con su promesa de que se les otorgue a los veteranos lo que necesiten a su regreso de la guerra.

Barack Obama: su ventaja sobre Clinton

La campaña de Barack Obama se ha enfocado en su herencia multirracial para atraer a votantes y mostrar que puede representar la perspectiva de la minoría. El asegura que podrá encontrar soluciones innovadoras que beneficien a la gran parte de la población en varios temas políticos. El piensa que es esto lo que precisamente lo distingue de Clinton y McCain. Su juventud también es un factor de fuerza en su campaña porque atrae a votantes más jóvenes.

Photo: Obama le lleva ventaja a Clinton en el número de candidatos a su favor. Foto cortesía de Obama '08 - www.BarackObama.com


Según su jefa de consejo, Valerie Jerret, Obama se caracteriza por su determinación, como cuando se postuló para senador de Illinois, después de una derrota previa. Ella recuerda que el le dijo, "'Si yo estoy dispuesto a arriesgarme, ¿Acaso tú no?'"

Con una pequeña desventaja al principio de la carrera, Obama ahora tiene un total de 1,714 delegados. En cambio, estrategos demócratas de ambos candidatos demócratas están de acuerdo que ninguno de los candidatos podría alcanzar a los 2,025 candidatos necesarios para conseguir la nominación partidaria por medio de los delegados en los estados todavía en la competencia.

Los delegados han tomado la posición de Obama como más efectivas que las de Clinton. Obama tiene a su favor su postura en contra de las decisiones del presidente Bush, respecto a la guerra en Irak y el bloqueo contra Cuba. Obama se opone a la guerra, al Tratado de Libre Comercio (FTA) y a la persecución de inmigrantes ilegales.

Siguiendo esta tendencia liberal, Obama apoya el derecho al aborto, el uso de fondos federales en la investigación con células madres, y favorece las negociaciones con países extranjeros para mantener la integridad del país a salvo de las carreras armamentistas que están tomando lugar ahora por todo el mundo.

El Senador Obama criticó a la candidata Clinton cuando esta alegó que está mejor equipada después de haber dicho ser más elegible por haber ganado los estados más grandes. "'Es una extraña manera de llevar la cuenta,' dijo el senador Obama, notando que él ha ganado más estados en general."

La carrera política de Obama no tiene más de diez años, lo cual muchos de sus contrincantes anticipan como una posible señal de ineptitud al cargo presidencial si llega a ser presidente. Además, ambos McCain y Clinton han escudriñado la idea que pronunció Obama en una entrevista de sentarse junto con los lideres de Irán, Sudan y Pakistán y negociar tratados de paz. También se le critica por el tratamiento superficial de los temas políticos.

Pero a pesar del aluvión de críticas que Obama está recibiendo, parece que su reputación se ha mantenido ante los ojos del público.

McCain: unir a un partido dividido

Photo: McCain ha sido nominado como el candidato oficial del partido republicano y está en búsqueda de un candidato a la vicepresidencia. Foto cortesía de John McCain 2008 - www.JohnMcCain.com


Siendo el candidato nominado por el partido republicano—o al menos el único que aguantó la carrera hasta este punto—John McCain todavía tiene que conseguir el apoyo de ciertos miembros del partido que aún no están muy conformes con sus ideas y lo acusan de disidente en algunos temas.

Huckabee parecía ser el único contrincante hasta que desistió de la lucha el 4 de marzo del 2008. Ahora McCain, aparte de unir al partido, tiene por tarea ganarse la población y superar la mala fama del partido por culpa del legado de Presidente Bush. Irónicamente, McCain tiene más apoyo de los votantes demócratas que de los votantes republicanos. Uno de sus grandes retos es convencer a estos votantes republicanos de que es el candidato idóneo a la presidencia.

Pese a las críticas por una ideología demasiado cercana a la de una plataforma democrática, McCain ve su victoria como favorable y se autodenomina, "el hombre con más suerte del mundo."

Sin embargo, a pesar de sus declaraciones iniciales, McCain ha propuesto regulaciones más estrictas para prevenir la inmigración ilegal.

Ahora, con la candidatura presidencial asegurada, McCain afronta el desafió de encontrar a un candidato vicepresidente para acompañarle en la carrera.

El Futuro

Dada la nueva agresividad entre la campaña Obama y la campaña Clinton, muchos temen que el partido democrático en general no se sobreponga de su guerra interna para las elecciones presidenciales del 4 de noviembre. Por ello hay quien ha pedido la intervención de Howard Dean, la cabeza del partido, para evitar que la dureza de los ataques siga en aumento.

Mientras todo, McCain por su parte tiene que convencer a los miembros más conservadores de su partido y así preparar el camino hacia una victoria en las elecciones el próximo noviembre.




Kathie Arana-Mejia. More »

Show comments


Comments

No comments.


Please ensure that all comments are mature and responsible; they will go through moderation.